instrumentos más difíciles de tocar

Los 3 instrumentos más difíciles de tocar

¿Te has animado a aprender a tocar un instrumento musical? Lo cierto es que la música tiene muchísimos beneficios para la salud, y el reto que estos instrumentos más difíciles de tocar representan, puede que sea lo que estabas buscando.

Si prefieres empezar por algo más sencillo, en este post te mostramos los instrumentos que puedes dominar con mayor facilidad.

Pero, en esta ocasión te presentamos los 3 instrumentos que, según los especialistas, son más difíciles de aprender y tocar:

1.      Violín

instrumentos más difíciles de tocar

Uno de los instrumentos que más cautiva a los amantes de la música clásica y moderna: el melancólico y apasionado violín.

Se trata de un instrumento de cuerda frotada. Aunque sus 4 cuerdas y ejecución aparentemente simple puedan parecerte sencillos, se trata de uno de los instrumentos más difíciles de aprender y ejecutar.

El violín tiene 14 posiciones, cada una de ellas es una forma totalmente distinta de tocar todas las notas musicales. Por lo general no se suelen tocar más de 7, pero aun así la mayoría de personas que aprenden de forma autodidacta no pasan de la primera posición.

Practicando al menos un par de horas al día, no debe tomarte más de un año dominar una sola posición, ¡pero no te desanimes! Lo más importante son las ganas.

Sé constante y en un mes podrás tener resultados suficientes para tocar alguna canción simple o acompañar a otros instrumentos.

2.      Piano

instrumentos más difíciles de tocar

Muchos hemos soñado en algún momento con tocar el piano. Su versatilidad en la interpretación de géneros musicales es posiblemente lo que hace tan universal a este instrumento.

Ahora bien, apreciar y aprender son dos cosas bien distintas.

El piano es uno de los instrumentos más difíciles de tocar pues requiere que sincronices ambos hemisferios del cerebro logrando que cada mano toque a un ritmo distinto. Además de entrenar al oído para ser capaz de discernir qué melodía toca cada mano.

Estas son habilidades que toman tiempo adquirir.

Otra de las razones que atentan contra el aprendizaje autodidacta del piano es que, si no se cuenta con una formación previa, deberás aprender primero a leer partituras para luego poder dominar el instrumento.

3.      Oboe

instrumentos más difíciles de tocar

Es fácil intimidarse la primera vez que ves este instrumento. Sus numerosas llaves y agujeros puede que te hagan pensar que este instrumento musical ha sido hecho para una persona con dedos extras en las manos.

Sin embargo, lo cierto es que son las llaves del oboe las que facilitan su ejecución. Una sola llave puede lograr tres acciones: abrir un agujero, cerrarlo y alcanzar agujeros que se encuentren lejos de nuestros dedos.

Aun así, aprender a tocar este instrumento requiere de cierto dominio de la respiración, así como un buen control de los movimientos de los dedos. El grosor de los labios y la posición de los dientes también influirán en el sonido que emitirá el oboe. 

Ahora que ya conoces los tres instrumentos más difíciles de tocar, ¿te atreves a aprender a tocar uno de ellos? ¿Qué otros instrumentos crees que deberían estar en esta lista?

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.